Datos de la excursión...

Época recomendada:Verano ¡para pegarse un bañito!
Apta para niños: Sí ¡no podrían disfrutar más!

Con este calor, nos apetece ver sitios nuevos y disfrutar de la naturaleza, pero hay que tener mucho cuidado con las rutas e ir muy, muy bien preparados. Por eso, también es muy buena opción disfrutar de las playas o piscinas fluviales.

En esta entrada os vamos a hablar de una piscina fluvial que nos gustó muchísimo y de una excursión que hicimos después, cuando el sol calentaba menos, para completar el día, a un pueblo precioso: Colinas del Campo de Martín Moro Toledano, población declarada Conjunto Histórico-Artístico.

Si váis con niños, es una excursión  con una mezcla de  diversión y “culturilla” que muchos padres buscáis.

Igüeña y su piscina fluvial

Igüeña es un municipio de montaña del Bierzo Alto con una playa fluvial de reciente construcción bañada por las aguas del río Boeza. Encontraremos la playa/piscina fluvial al principio del pueblo, junto a un bar/restaurante llamado “La playa”.

¿Qué es lo que más nos ha gustado de esta piscina?

  • Aguas cristalinas
  • Poca gente
  • Zona verde cuidada
  • Bar/restaurante al ladito
  • Parque infantil

Nuestro truquillo

Si vais con perro y queréis que él también se pegue un buen baño o si, simplemente, os apetece más intimidad, en ese mismo pueblo, siguiendo la carretera, a  unos 500m tras pasar un puente, a mano derecha, encontraréis un pequeño rinconcito para bañaros, mucho más íntimo y con encanto.

Colinas del Campo de Martín Moro Toledano

A unos 10 minutos de Igüeña, siguiendo la carrtera, está Colinas del Campo de Martín Moro Toledano, un pueblo que destaca, además de por su nombre larguísimo (el más largo de España), por su espectacular belleza, que te hace sentir en un cuento. Está declarado como conjunto histórico-artístico por la UNESCO. Fue asentamiento romano, tuvo que ver posteriormente con las huestes de Almanzor y, finalmente, fue dominio de los templarios.

También es conocido por la simpatía de sus gentes y damos fe de ello.

Podréis aparcar a las afueras del pueblo (ya que no se permite meter el coche a los no residentes) y dar un agradable paseo por el mismo.

¡Para los más montañeros! Desde este pueblo, comienza la ruta de ascensión al Pico Catoute. Es una ruta lineal de 12 km (ida y vuelta) de dificultad alta ya que tiene un desnivel de casi 1km. La duración de la ruta completa es de unas 6h, así que id con tiempo y muy bien preparados. Está señalizada.

Ruta pico catoute desde Colinas del Campo