Datos de la ruta ...

Dificultad: Media
Distancia: 9km
Duración: 3 horas y media
Tipo: Circular
Época recomendada: Primavera, verano u otoño
Apta para niños: Sí. Tras el mirador, la bajada consiste en unos escalones bastante pronunciados y, aunque te puedes ayudar de cuerdas, si está mojada se puede complicar un poco. Si se da el caso, siempre podéis volver por donde vinisteis.

Esta ruta circular es una de las más conocidas del Bierzo y su fama es completamente merecida: a nosotros nos ha parecido muy, muy bonita y muy entretenida. Tiene de todo: subidas, paseos agradables, ríos, cascadas, fuentes, vistas, una bajada algo más “aventurera” y, por si fuera poco, el agua de sus fuentes tiene poderes curativos, según la tradición.

Además, no está nada saturada de gente, nosotros sólo nos encontramos a una pareja y a un grupo de 3 personas con un par de perros. Esto se agradece porque siempre da un poco de miedo, con los sitios conocidos, encontrártelos petados de gente, pero, como os digo, en este caso, nos pudimos sentir en plena naturaleza.

La ruta comienza en Noceda del Bierzo, León. Comienza muy cerca de la iglesia, donde veréis un cartel explicativo de la ruta, con un mapa en el que se señalizan cada una de las fuentes. Os adelantamos que la ruta está muy bien señalizada en todo momento.

No nos da mucha tregua y comienza con una subidita, para que nos vayamos poniendo a tono. Pronto, nos encontraremos rodeados de castaños y, aunque, es la parte menos llamativa de la ruta, si echamos la vista atrás, podremos disfrutar de unas vistas maravillosas.

Pronto llegaremos a la primera fuente, la Fuente de Juan Álvarez, cuyo agua es potable, pero no está caracterizada por ninguna propiedad minero-medicinal.

Seguimos andando, rodeados de robles y abedules, por un camino más sencillo, paralelo al arroyo y que lo cruza en varias ocasiones. El río Noceda nos obsequia con numerosos saltos de agua. En este punto la ruta empieza a ser muy, muy bonita.

El siguiente punto señalizado nos hará desviarnos hacia la Fuente del Azufre, caracterizada por un color rojizo por su agua bicarbonatada mixta. Se dice que quien bebe este agua, acaba teniendo un apetito comparable al de un león. Junto a esta fuente destaca una bonita cascada.

Volveremos a ponernos en ruta para encontrar, enseguida, la Fuente de la Salud, también conocida como Manantial de la Doncella.

Ya podéis coger fuerzas en las fuentes porque empezamos con una buena subida, de unos 2 km, a través de una pista forestal hasta la Peña del Gualta, también conocida como el Mirador del Gualta. Durante este camino, nosotros pudimos disfrutar de unas vistas preciosas, menos mal, porque al llegar al mirador, empezó a llover de una forma exagerada y apenas se veía nada. Lo podéis ver en las fotos, parecen de dos días distintos.

Ahora empieza la parte más delicada de la ruta y os pedimos que, si vais con niños o con perros vayáis con mucho cuidado. Se trata de una bajada muy pronunciada, con un gran desnivel en muy poco tiempo. Para hacerla más asequible hay peldaños naturales bastante altos y han colocado cuerdas para agarrarse y facilitar la bajada. No queremos asustaros, en realidad es un tramo muy divertido y, como os decíamos antes, le da un toque “aventurero” a la ruta. Pero a nosotros nos tocó bajar ese tramo con las piedras mojadas y, en uno de los peldaños, tuvimos que coger al perrín en brazos porque el pobre no se atrevía, lloraba.

Y, así, llegamos a dos de los puntos más llamativos de la ruta, que son dos cascadas, que están prácticamente seguidas, pero a las que tenemos que acceder por dos puntos distintos.

Seguimos bajando, para llegar a Noceda, pero ya de forma relajada, siguiendo el curso del río. Para ver la última fuente, la Fuente del Rubio, tendremos que cruzar el río y desviarnos 1km aproximadamente. Otra opción es saltarse esta fuente e ir directamente a Noceda, pero ya que estamos… Además, esta última fuente tiene propiedades oligominerales y es bicarbonatada sódica. Hay quienes aseguran que el agua que mana de este caño fortalece los huesos, es saludable para el reuma, previene la caries y da mucha vida.